La pandemia de coronavirus probablemente causó una contracción económica a fines de 2020 y es posible que frene el crecimiento a principios de este año, pero la actividad sigue en línea con las previsiones del Banco Central Europeo, dijo el jueves la presidenta de la entidad, Christine Lagarde.

Añadió que los riesgos para la economía seguían inclinados a la baja, pero eran “menos pronunciados”.

“El lanzamiento de las vacunas, que comenzó a fines de diciembre, permite una mayor confianza en la resolución de la crisis de salud”, agregó Lagarde en una conferencia de prensa después de la reunión de política monetaria del BCE.

“Sin embargo, llevará tiempo hasta que se logre una inmunidad generalizada y no se pueden descartar nuevos desarrollos adversos relacionados con la pandemia”, remarcó.

El mes pasado, el BCE predijo un crecimiento económico del 3,9% este año en los 19 países que comparten la zona euro, asumiendo que las restricciones se levantarían a fines de marzo y se alcanzaría la inmunidad colectiva antes de finales de año.

Leave a comment