LONDRES, 20 nov (Reuters) – Reino Unido pidió prestado un récord de 215.000 millones de libras (285.000 millones de dólares) en los primeros siete meses del año financiero, lo que pone de relieve el desafío al que se enfrenta el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, mientras prepara los nuevos planes de gasto. En el mes de octubre, el endeudamiento estuvo por debajo de todas las previsiones de los economistas de un sondeo de Reuters, al situarse en los 22.300 millones de libras. Las cifras de septiembre también se revisaron a la baja.

Pero la deuda en relación con la producción económica se quedó apenas por debajo de un máximo de 60 años.

Otros datos oficiales publicados el viernes mostraron que las ventas al por menor aumentaron un 1,2% mensual en octubre y un 5,8% interanual, por encima de todas las previsiones. Los minoristas se enfrentan, sin embargo, a un noviembre sombrío, con muchas tiendas y negocios cerrados a causa de la pandemia. El Gobierno británico va en camino de pedir prestado este año fiscal cerca de 400.000 millones de libras, el mayor endeudamiento en relación con el tamaño de la economía desde la Segunda Guerra Mundial. “Esto es lo que hay que hacer en este momento, pero también está claro que, cuando llegue la hora, las finanzas públicas deben ser sostenibles”, dijo el ministro de Finanzas, Rishi Sunak. El Gobierno ya ha anunciado esta semana que aprobará el mayor aumento del gasto militar desde la Guerra Fría. La prensa británica informó de que Sunak congelará los sueldos de maestros y policía, y el Gobierno se ha negado a confirmar si mantendrá el gasto en ayuda al extranjero en el 0,7% del PIB. La deuda pública se ha disparado y se situó en 2,077 billones de libras, o el 100,8% de la producción económica anual, en octubre, según la Oficina de Estadísticas Nacionales. ($1 = 0,7537 libras)

Leave a comment