Egipto ha comprado a la empresa francesa Dassault (PA:AVMD) Aviation 30 aviones de combate de tipo Rafale para “desarrollar las fuerzas estatales” y para “garantizar los intereses nacionales egipcios”, informó este martes el portavoz del Ejército, Tamer al Refai.

Aunque el Ejército egipcio no ofreció detalles sobre la cuantía de esta compra, fuentes periodísticas cifran este contrato en unos 3.750 millones de euros.

Este nuevo encargo de las Fuerzas Armadas egipcias se suma al acuerdo de compra firmado en 2015 entre Egipto y Francia para la adquisición de 24 aviones de combate Rafale, ya entregados en su totalidad en 2018, una fragata “multimisión” FREMM y misiles de corto y medio alcance, con un presupuesto de 5.200 millones de euros.

El comunicado del portavoz militar egipcio añade que el contrato de los nuevos aviones se financiará mediante un préstamo de una duración “mínima” de 10 años.

El medio de investigación Disclose informó ayer que este contrato asciende a 3.750 millones de euros y, según este mismo medio, París y El Cairo habrían rubricado dos acuerdos más por valor de 200 millones de euros con la empresa fabricante de misiles MBDA y con Safran (PA:SAF) Electronics & Defense.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha criticado en numerosas ocasiones la situación de los derechos humanos en Egipto bajo el liderazgo del presidente Abdelfatah al Sisi.

Sin embargo, el pasado diciembre dijo que su país no condicionará su cooperación “en materia de defensa y economía” con Egipto a la situación de los derechos humanos, porque una política de boicot debilitaría la eficacia de la lucha de El Cairo contra el terrorismo o a favor de la estabilidad regional.

La ministra francesa de Defensa, Florence Parly, se felicitó en un comunicado de este nuevo contrato para el Rafale y recordó que Egipto fue el primer país al que se exportó el caza de Dassault en febrero de 2015.

Su departamento explicó que el primer avión de este nuevo contrato se entregará en tres años y se espera que genere en Francia el equivalente de 7.000 empleos durante este periodo.

También hizo hincapié en que el acuerdo ilustra “el carácter estratégico” de la relación entre Francia y Egipto, dos países que “están comprometidos de forma resuelta en la lucha contra el terrorismo y trabajan para la estabilidad en su entorno regional”.

Leave a comment