El número de estadounidenses que presentaron solicitudes iniciales de subsidio por desempleo descendió la semana pasada, aunque se mantuvo en niveles históricamente elevados pues la pandemia del Covid-19 sigue haciendo estragos.

El Departamento de Trabajo ha anunciado que la semana pasada se presentaron 900.000 solicitudes iniciales de subsidio por desempleo, frente a las 926.000 de la semana anterior —cifra que se revisó a la baja con respecto a la estimación inicial de 965.000.

El número de solicitudes recurrentes, que se publican con un mes de retraso, ha disminuido también hasta 5,054 millones frente a la cifra revisada a la baja de 5,181 millones y pesar de las expectativas que apuntaban a un aumento hasta unos 5,4 millones.

Leave a comment